mayo 22, 2024

Los vecinos han informado de que el felino, que ha sido bautizado como «Kittyler», ha sido visto frecuentemente paseando por las calles y visitando los bares y cafeterías locales.Según algunos testigos, Kittyler parece tener una personalidad un tanto autoritaria, y se ha ganado el apodo de «el dictador de las calles».

Se dice que a menudo se sienta en una silla alta en los bares, observando con desdén a los demás clientes mientras acaricia su «bigote».A pesar de su apariencia inquietante, muchos residentes han acogido con agrado la presencia de Kittyler y lo han adoptado como su mascota local. Incluso se ha iniciado una campaña para recaudar fondos y crear una estatua en su honor en el centro de la ciudad.

Algunos activistas de derechos de los animales han expresado su preocupación por la explotación del aspecto de Kittyler y han pedido a los residentes que recuerden que los animales no deben ser objeto de burla ni de maltrato.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Verificado por MonsterInsights